Reconocimiento y Recompensa, ¿Son lo Mismo?

reconocimiento y recompensa, ¿son lo mismo?
Comparte este artículo:

Por alguna razón, en el mundo empresarial, los términos recompensa y reconocimiento se suelen utilizar como sinónimos. Quizá sea porque hemos perpetuado el paradigma que en materia de empleados “reconocer” a alguien normalmente ha sido entregar un bono monetario.

Y ese es el paradigma, el dinero es lo único que les importa a sus empleados. Mientras los empleados reciban su cheque de pago, son felices, y si de vez en vez ese cheque es más abultado, mejor ¿verdad? Pues no exactamente. Los empleados necesitan recompensas y reconocimiento para sentirse plenamente satisfechos con su trabajo. Y, el dinero en efectivo, nunca ha generado ni motivación ni lealtad. Por eso es que un empleado se “va por tres pesos más”. Pero, un colaborador no se va de un lugar donde pertenece.

Una nueva investigación realizada por BambooHR revela que más allá de las ventajas monetarias, hay muchas cosas que puede hacer para que su gente se sienta apreciada, motivada y, a su vez, feliz en su trabajo. El estudio revela que casi un tercio de los empleados informaron que preferirían ser reconocidos por sus logros laborales en un correo electrónico a toda la compañía que viniera de un ejecutivo, que recibir una bonificación monetaria de USD $500 que no es abiertamente publicitada.

 

"... casi un tercio de los empleados informaron que preferirían ser reconocidos por sus logros laborales en un correo electrónico a toda la compañía que viniera de un ejecutivo, que recibir una bonificación monetaria de USD $500 que no es abiertamente publicitada."
- "Rewards and Recognition: What's Really Driving Employee Engagement and Career Advancement"

Pero, ¿cuándo es apropiada una recompensa y cuándo es apropiado el reconocimiento? Y, ¿Cuál es la diferencia entre recompensa y reconocimiento? Quizá esto sea de ayuda:

La recompensa es transaccional, el reconocimiento es relacional. Una recompensa es generalmente un obsequio tangible dado a un empleado por parte de la empresa, dentro de un contexto claro y establecido, si el empleado hace “esto” será recompensados con “aquello”. A recompensa la entrega la empresa. El reconocimiento se basa en la generación de vínculos entre las personas. El reconocimiento es un elogio personal, o gratitud por un buen trabajo, y cualquier persona de la empresa puede darlo en cualquier momento.

La recompensa se consume. El reconocimiento se experimenta. Cuando recibimos dinero o una prestación normalmente se gasta o se utiliza hasta que se agota. Por el contrario, el reconocimiento es una experiencia personal que, utilizada eficazmente, puede durar para siempre.

La recompensa es predecible. El reconocimiento es una sorpresa. Con la recompensa, entramos en una situación en la cual sabemos que, si llevamos a cabo la tarea planteada, la recompensa es nuestra. El reconocimiento, por el contrario, no tenemos idea hasta que inesperadamente lo recibimos. Y nos gusta.

La recompensa es condicional. El reconocimiento es incondicional. La recompensa depende de condiciones previa y claramente definidas. El reconocimiento, es más independiente y no está sujeto al resultado de una acción específica. Podemos no lograr un cierre con un cliente, pero eso no quiere decir que se hizo un mal trabajo.

La recompensa es estacional. El reconocimiento es espontáneo. Las recompensas se utilizan para alcanzar los resultados que se esperan obtener en un período determinado, sin importar si son de ventas, servicio al cliente, cobranza, distribución, etc. El reconocimiento ocurre en cualquier momento en que se destaca un comportamiento o resultado positivo.

Las recompensas están ligadas a objetivos y logros. En general, las organizaciones establecen un sistema donde los empleados logran X para ganar Y. Por ejemplo, si la empresa alcanza sus objetivos anuales, cada empleado podría recibir un bono de fin de año. Las recompensas pueden ser una excelente manera de alentar a los empleados a que den a la organización un esfuerzo adicional. Sin embargo, hay que tener cuidado de no crear una cultura donde los empleados se sientan con derecho a las recompensas. Las recompensas deben reservarse para únicamente trabajos y logros excepcionales.

El reconocimiento puede suceder frecuentemente y en cualquier momento. Como el reconocimiento se puede hacer con frecuencia y en cualquier momento, significa que las personas no tienen que esperar para recibirlo cuando se hace un trabajo bien hecho, cuando se ayuda a un compañero, cuando van “más allá de lo que se espera”, etc.

Además, el reconocimiento es sumamente económico. Al contrario de una recompensa, que debe de ser programada y presupuestada, un gerente no necesita pedir presupuesto para escribir un correo electrónico para celebrar el gran trabajo que está haciendo un miembro del equipo. Y como no es costoso, puede ser una iniciativa que sea incluso ejecutada por los colaboradores mismos. En IncentivAction, por ejemplo, usamos Aplausos; una sencilla pero robusta plataforma de reconocimiento para que los compañeros de trabajo puedan reconocer fácil y públicamente el increíble trabajo que están haciendo sus compañeros.

Recompensar a los empleados todo el tiempo, especialmente en una pequeña o mediana empresa donde los presupuestos pueden estar “apretados”, puede ser difícil. Pero es realmente el reconocimiento, y no las recompensas, lo que los colaboradores anhelan. Una investigación de OC Tanner encontró que el 79% los empleados que renunciaron a sus trabajos afirman que la falta de apreciación fue una razón importante para irse. Y el 65 por ciento de los colaboradores afirman que no fueron reconocidos ni una sola vez en el último año.

¡Dile a tus empleados “GRACIAS” por su gran trabajo! El reconocimiento puede ser una excelente manera de retener a tus mejores colaboradores en tu empresa.

Venga, es momento de elevar el estándar. Alguien tiene que hacerlo.

¿Te gustaría recibir una consultoría gratis acerca de un Sistema de  Reconocimientos?

Quizá prefieras una guía para presupuestar un Programa de Reconocimientos.